Juana Koslay Provincia de San Luis En nota anterior comparábamos un municipio con una empresa privada, ya que en cierta manera ambos producen servicios, buscando la satisfacción del cliente.

Ahora bien, la pregunta es, ¿cuál es el bien más preciado para una empresa?. Simple. El capital humano.

Y lo es porque sin un capital humano capacitado y experimentado, no hay máquina que sirva por sí misma y ese capital humano es salvaguardado por el empresario hasta las últimas consecuencias, salvo que suceda la ida hacia otra empresa por mejores condiciones laborales o económicas. Pero sí se sabe que el despido es la última consecuencia y ante casos extremos, porque los empresarios saben lo que cuesta capacitar y mantener a un empleado valioso.

En el Estado (en cualquiera de sus tres niveles) esto no pasa. Y no pasa porque el Estado es el primer empleador en negro de la economía, donde incluso hace abuso de posición dominante y lucra en muchos casos con la necesidad de la gente. Veamos los por qué.

El Estado, en cualquiera de sus niveles, usualmente tiene los siguientes rangos de empleados:

Planta Permanente. Por definición son intocables y es el estrato al que aspiran todos los que ingresan, sin importar su capacidad y preparación.

Contratados: Una definición intermedia, a los cuales se les paga de distintas formas (facturando a veces) y cuya estabilidad laboral depende en gran medida de su necesidad, pero no siempre por su capacidad.

Y una tercera que recibe distintas denominaciones, donde se incluyen todos aquellos empleados de rangos intermedios a bajos, como lo es la Práctica Laboral Rentada, que aspiran a lograr un contrato alguna vez en su vida. No hace falta aclarar, que aunque la ley lo prohíbe, los contratos y las prácticas (un tipo de contrato) suelen durar años.

En la primera semana de Enero, en el municipio de Juana Koslay se produjeron los primeros despidos, aún contra las declaraciones del actual intendente y de las promesas de campaña dirigidas a los mismos empleados, que incluso debieron trabajar para la campaña de Videla.

Los reclamos en los facebook personales son elocuentes de la forma en que se hizo y las personas a las que se quitó de la plantilla no son ni funcionarios ni planta permanente, sino algunos contratados y otros de práctica laboral. En suma, pagos que rondaban los $ 3.500 mensuales. Peor son los comentarios de aquellos contentos por los despidos, personas sin escrúpulos, los clásicos lamec…., que en todos los casos ni siquiera se tomaron el trabajo de averiguar la situación del despedido y en todos opinando sin fundamento.

Pero vamos a analizar dos casos, sin dar nombres. Los motivos del despido de ambos es el doble pago.

Caso 1. Madre soltera que trabaja en Plan de Inclusión y tenía un contrato en la municipalidad. O sea dos ingresos por distinta tareas en distintos horarios en distintos lugares. Mañana y Tarde. De 8 a 20 de lunes a viernes. Sale de uno entra en otro. Ingresos totales $ 10.000. Ahora $ 6.000. Pasó de pobre a indigente

Caso 2. Madre a cargo de tres niños que recibe asignación por niños (NO AUH) y $ 3.500 de la práctica laboral del municipio. Pasó de indigente a…. indigente más pobre?

Y así podríamos hablar de los otros casos, al menos 10 comprobados (otros hablan de 50), similares a los anteriores, mujeres en la mayoría. Todos los que fueron sacados se les dijo que por cobrar dos sueldos. Situación que los mismos empleados dicen que es inexistente y no aplicable. Pero los mismos empleados denuncian a otros verdaderos ñoquis que sí cobran dos sueldos e incluso dan el caso de aquél que es planta permanente en el Gobierno Provincial y es Contratado en la municipalidad cuya aparición es en ciertos eventos. Con ese mismo criterio debería darse de baja, también, a los funcionarios y empleados de planta con dos ingresos. (funcionario  que tiene doble sueldo, como trabajar para el canal estatal y también en el municipio)

La administración del Intendente Videla hace hincapié en lo abultado de la planta de personal, para lo cual quitó de en medio a más de la mitad de los funcionarios de Vallone y los suplantó en cargos sensibles con personal contratado o de planta pagando sólo un plus por responsabilidad funcional.

Un funcionario con título, antigüedad, responsabilidad funcional, movilidad (según el caso), rondaba los $ 21/23 mil, casi 30 mil un Secretario, poco más poco menos. Hoy eso se redujo bastante según versiones.

La planta de Vallone era, según pudimos averiguar, de 250 personas, la cuarta parte eran funcionarios con título y experiencia comprobada. En la primera gestión eran 150, con Gargiulo eran 90 con Nora Videla poco más de 60, con Alicia Lemme menos de 50. Si vemos la evolución de la población de la ciudad, la cantidad total de empleados nunca fue superior al 1% del total de la población. Un número muy aceptable si lo comparamos con el resto de los municipios argentinos e incluso con otros de la provincia. Además la ciudad duplicó su población en poco tiempo haciendo más fuerte la demanda de servicios. Con lo cual se demuestra que el personal no puede ser una variable de ajuste, aún cuando estamos de acuerdo que el Estado debe achicarse.

Pero debe achicarse de gastos que no tienen sentido, no de personas que hace más de 4 años se les paga un salario por determinada tarea, donde se les creó una Escuela de Administración Municipal para incentivarlos a prepararse y capacitarse y poder acceder por méritos a un mejor sueldo por un mejor cargo. Es extraño que la misma escuela que Videla apoyó desde el Concejo, hoy no sea tenida en cuenta y que los empleados que asistieron a la misma y aprobaron, sean dados de baja. O que la misma Escuela de Oficios, pomposamente llamada Juan Domingo Perón, hoy permanezca cerrada. Tampoco vamos a dar los nombres de los funcionarios involucrados en esta toma de decisiones, porque los mismos que fueron echados los nombran, aunque son los mismos que están mal asesorando al jefe.

La administración del intendente Videla hace hincapié en lo escaso de los ingresos, como motivo para reducir la planta de personal. Y esto puede ser cierto. Entonces la pregunta sería, los funcionarios de Hacienda están haciendo bien su trabajo? Parece que no si la recaudación municipal es poca, las compras son malas, el costo de los servicios está mal calculados, no se discute la coparticipación, no se aceptan fondos de otro origen y encima se paga mucho o poco dinero a funcionarios inidóneos para el cargo que ocupan, que deberían estar generando estrategias para no sólo mejorar los pocos servicios que prestan, sino mejorar los ingresos municipales y ordenar el flujo de caja y no vivir permanentemente del crédito de los proveedores, de la paciencia de los empleados y del bolsillo del contribuyente, como los casos de los que tienen pileta de material y debe pagar en verano tres cuotas de una tasa por no recibir ningún servicio, en oposición a los que tienen pileta desarmable, que no pagan nada. Inconstitucional por donde se lo mire. O el que paga por una mejora igual a otro con la misma mejora que no paga nada. Inconstitucional por donde se lo mire.

También podemos preguntarle al Secretario de la Devaluada Secretaría de Servicios Urbanos, cuáles son las acciones planificadas para el año en curso, a los fines de mejorar la recaudación.

También podemos preguntarle al encargado de Turismo, Deporte y Cultura, cuáles son las acciones para mejorar la recaudación.

También podemos preguntarle a la encargada de Acción Social, cuáles son las acciones para mejorar la recaudación.

También podemos preguntarle al encargado de Medio Ambiente y Embellecimiento Urbano, cuáles son las acciones para mejorar la recaudación.

Y así podríamos preguntarle a cada funcionario, cuál es la propuesta para mejorar la recaudación y en qué están gastando los dineros públicos, porque si lo único relevante fue la compra de unas pocas máquinas para podar, con el ahorro efectuado según dicen, entonces es entendible el enojo de parte de la comunidad, manifestado por las redes sociales.

Claro que todo lo anterior sólo es posible con un líder y un equipo preparado. Lo otro es voluntarismo puro y en la gestión actual, esta sobrando demasiado voluntarismo, está faltando capacidad de gestión y debido a ello es que no arranca a casi 30 días de asumir.

Dice radio pasillo gps, que la salida de personal continuará y los únicos que vacacionan tranquilos son los de planta permanente. Los demás no quieren moverse por miedo a perder su trabajo.

También dice radio pasillo gps que la gestión se va a basar en los conocidos como pañuelos verdes, pañuelos blancos, plan de inclusión, jóvenes becados y todos los planes bancados por el gobierno provincial, así no gastan en sueldos.

(¿Ya que la gestión consideraría que el gobernador y el senador Adolfo y ex presidente nacional, estarían en deuda con ellos porque sin ellos no habrían ganado la elección y por tanto el gobierno debería darles empleados pagos por el mismo gobierno?, EPPPAAAAAA!!!!!!). Y hasta es vox populi entre los kosleños, que esta gestión pedía  corten boletas en la lista de concejales a favor del poggismo ya que no comulgaban con una de las concejales del oficialismo. ¿Fue tan así?

 El problema es que la mayoría es mano de obra no calificada, con muy pocas posibilidades de inserción, salvo contados casos y que como mucho podrá ser útil en las cuadrillas de calle. Excepto que sean capacitados o finalicen sus estudios secundarios cuanto menos.

Como decimos últimamente, veremos en el tiempo qué va sucediendo. En el  mientras tanto, esperemos que el tiempo no pase infructuosamente, y Juana Koslay pase a ser un pueblo estancado en el tiempo como sucedió con El  Trapiche. Por el bien de sus habitantes deseamos que no sea así.

 Nota anterior: Juana Koslay; Toty Videla: Los Funcionarios y sus gestiones 2° parte

 

 

 

 

 
 

Traductor/Translate