El Departamento de Bromatología Municipal de La Punta brinda a los vecinos, recomendaciones para garantizar una alimentación segura y saludable durante las fiestas, momentos en los cuales las celebraciones, cenas y almuerzos adquieren un protagonismos especial al ser acompañadas de gran número de familias y amigos.

Las altas temperaturas del ambiente, la preparación de abundante cantidad de comida y la anticipación con las que suelen ser preparadas, son algunos de las situaciones que deben tenerse en cuenta al momento de la manipulación y preparación de los alimentos, con el fin de resguardar su calidad y seguridad, previniendo enfermedades e intoxicaciones que pudieren causar el mal estado de las mismas.

Es por ello que Bromatología brinda algunos consejos para que todos puedan vivir unas hermosas fiestas, consientes y colaborando entre todos con el cuidado de nuestra salud:

COMPRA SEGURA:

Planificar las compras no es sólo hacer un listado e ir al supermercado y comprar los ingredientes con antelación, sino saber si contamos con el espacio suficiente en la heladera, o si contamos con lugar para servir a la temperatura adecuada las comidas que preparamos para agasajar a nuestra familia y amigos. Una vez realizada las compras, es necesario almacenarlos y refrigerarlos separando de los alimentos crudos de los cocidos.

HIGIENE:

Lávese las manos con agua y jabón antes y durante la preparación de los alimentos, siempre antes de comer, después de ir al baño, cambiar pañales, después de tocar alimentos crudos, basura, animales  y cada vez que sea necesario.

Lave bien las frutas y vegetales antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas, aunque sea necesario pelarlas.

Proteja los alimentos y las áreas de cocina de insectos, plagas y otros animales

SEPARAR:

Separar siempre, sobre todo al momento de su manipulación y almacenamiento, los alimentos crudos (como por ejemplo las carnes crudas) de los cocidos y listos para consumir, al momento de su manipulación y almacenamiento, para prevenir contaminaciones cruzadas.

Conservar los alimentos crudos en recipientes cerrados y separados del resto, eligiendo distintas zonas de la heladera para su almacenamiento.

Utilizar tablas, cuchillos y platos diferentes para manipular los alimentos crudos y cocidos, carnes y verduras.

Separe las carnes rojas, la carne de ave y el pescado crudos de los demás alimentos.

Conserve los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados.

COCINAR:

Evitar que los alimentos queden crudos en su interior, sobre todo los trozos grandes de carnes, pollos enteros, carnes molidas, pescados y huevos.

Recalentar la comida completamente superando los 70ºC de temperatura.

ENFRIAR:

Mantener refrigerados los alimentos perecederos (preferentemente, bajo los 5ºC).

Mantener bien caliente la comida lista para servir (arriba de los 60ºC).

No descongelar los alimentos a temperatura ambiente.

Transportar los alimentos en forma refrigerada en una conservadora y protegidos del sol.

 

No deje alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de 2 horas.

 

 

 
 

Traductor/Translate