El Municipio de San Luis volvió con los controles de ingreso y egreso del servicio interurbano a la ciudad pese a que no hay un marco normativo vigente.

El secretario de Transporte de la provincia Enrique Cabrera explicó que durante la semana pasada inspectores de la Municipalidad de San Luis realizaron operativos de control del servicio de transporte interurbano en lo que respecta al ingreso a la ciudad y descenso y ascenso de pasajeros dentro del ejido municipal.

La versión que llegó a la Secretaría es que la gestión de Enrique Ponce volvió con los controles sobre el interurbano para evitar que los colectivos ingresen a la ciudad y que los usuarios que viajen hacia La Punta o la zona serrana no puedan abordar las unidades en las paradas céntricas sino usar el servicio de Transputano que los llevará hasta la terminal de ómnibus para abordar desde allí otro colectivo hasta el destino elegido.

“El Municipio no tiene ninguna atribución sobre el transporte interurbano en lo que se refiere a pedir un boleto o impedir el ingreso a la ciudad. Si es así estaríamos ante un abuso de poder”, dijo Cabrera.

“El interurbano funciona con normalidad desde hace años. El usuario tiene la libertad de tomarse, por ejemplo, el interurbano en Potrero de los Funes y bajarse donde quiera. Hay que preguntarle a Ponce qué quiere hacer. Es muy extraño lo que se está haciendo”, agregó.

Nota relacionada: Ponce descontrolado y sacado para que los usuarios viajen si o si en Transpuntano

Con todo, la secretaría a cargo de Cabrera no ha recibido ninguna comunicación oficial por parte de las empresas que van hacia La Punta o el circuito serrano. “Pero hemos labrado actas e iniciado un informe con el jefe de programa correspondiente para garantizar el normal funcionamiento del servicio”, aclaró.

La mirada gremial. Para el normalizador de la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), Adrián Lucero, el proyecto de sacar el interurbano de la ciudad es inviable y que el hostigamiento de los inspectores de Enrique Ponce “viene desde hace tiempo”.

“Lo que se quiere hacer desde la Intendencia es operativamente imposible. Transpuntano no tiene la capacidad para transportar tanta gente hasta la Ediro. Además implicará el pago de dos boletos por un trayecto muy corto”, explicó explico ante FM CIUDAD

 

 

 

 
 
 
 

Traductor/Translate