Carta enviada a "Medios El Punteño"

Estimado Fabián: me permito escribirte estas líneas en relación a la nota que publicaste con el título Adolfo Rodríguez Saá en La Punta “Yo me pregunto, ¿cómo los punteños nos van a ganar a los puntanos?”

A mi criterio, la pregunta de tu título no fue el espíritu de la charla, solo fue una pequeña reflexión de un discurso rico en cultura, en sentimiento, en militancia justicialista, con un exquisito toque de puntanidad, de pertenencia. Una exposición brillante dirigida a la militancia en la Casa Peronista de La Punta.

Desde 1983 Adolfo y Alberto no hicieron más que abrir los brazos de la Provincia. Miles de argentinos llegaron a San Luis con la promoción industrial al igual que miles de puntanos se fueron a la gesta libertadora incluso hasta dejando su vida en el tránsito a la batalla y en la contienda misma, hecho que fue liberador para la Argentina toda y gran parte de América.

San Luis dio primero su sangre a la República y luego dio su tierra y su cordialidad para que gente de bien como nosotros y muchos más tuviéramos una mejor calidad de vida.

Cuando yo voy a la casa de alguien, aunque sea de mi mayor confianza, pido permiso antes de hacer algo. Voy porque me gusta, no porque me obliguen. Cuando me radiqué en San Luis, al igual que muchos otros, vine porque me sedujo esta tierra. No me consideré pionero de nada y menos aún obligado a nada. En mis entonces jóvenes 26 años ya tenía claro yo que no venía a imponer sino a aprender de una cultura de 500 años, que en San Luis viven los puntanos, y que es un pago tranquilo y de buenos amigos.

La gestión política de la Ciudad de San Luis de fines de los 90 e inicios de 2000, negó la posibilidad de 6000 familias de que se construyeran nuevas viviendas dentro del éjido municipal. 6.000 inscriptos expectantes de que el mismo modelo San Luis que hasta entonces había cumplido construyendo casi 40.000 viviendas, iniciara la ejecución de las suyas. Fui testigo de ello siendo parte del equipo del Ministerio de la Vivienda y luego del Ministerio de Educación.

Tal como dijo Adolfo hoy, un gran equipo soñó con refundar un nuevo San Luis, con avenidas anchas, grandes espacios verdes, sin cables a la vista, en el que conviviera la esencia de la sierra y la naturaleza con la modernidad y la tecnología. Refundar San Luis de Loyola de la Nueva Medina del Río Seco de La Punta de los Venados…. San Luis, La Punta, Puntanos….

Muchos nativos, otros llegados en su juventud, otros más viejos, en fin, los inscriptos y los que luego compraron, todos juntos elegimos vivir en La Punta. En la refundación de los nuevos tiempos de San Luis, de los puntanos.

Algunos no conocen, desconocen o no respetan por conveniencia esta cuestión de ser puntano. San Luis los cobijó, les dio trabajo, casa, comida, salud y educación gratuita, les abrió los brazos a la militancia – en este caso en el justicialismo - y hasta les habilitó lugares protagónicos en los sucesivos gobiernos provinciales y municipales. Se llenaron la boca con la cultura puntana, con la independencia económica, con la soberanía política, con la justicia social, con el proyecto y el modelo San Luis que lideran indiscutidamente Adolfo y Alberto. Esos mismos que después, solo por revanchismo y por ambición desmedida, borran con el codo lo que quisieron escribir con la mano. Esos que se entregan a un gobierno de gerentes donde vos y yo somos números, esos que para destacar sus logros venden sus convicciones a la gestión nacional para dar una contraprestación en votos queriendo “desbancar” al “feudo?”, los que entregan la soberanía política cuando dicen que reivindicar la puntanidad es discriminar pero vienen huyendo de su lugar de origen que les negó oportunidades – total somos todos argentinos - , los que avalan las políticas de reducción de asistencia a los más humildes y los medicamentos gratuitos a los jubilados.

En mi humilde interpretación, esos son los punteños a los que se refiere Adolfo, los antipuntanos, los desagradecidos, cuando pretenden diferenciarse de un modelo exitoso para vendernos un modelo de afuera que no es ni ha sido superador de lo hecho hasta hoy en San Luis. Un modelo que fracasó en los 90. Un modelo que recientemente tuvo 4 años de oportunidad y dejó división y enfrentamiento como herencia.

Yo personalmente no entiendo cómo pudiendo expresarse políticamente sin tener que vender el alma, eligen el camino de aliarse con todo lo que quienes vivimos en San Luis no queremos. El fin (querer ser gobierno) no justifica los medios.

Son punteños los que no entienden la identidad puntana, los que ganan un cargo haciendo uso y abuso del ideal mayoritario justicialista, luego traicionan y al final no devuelven lo que entre todos le prestamos.

Son punteños cuando también pretenden imponer cambios en la cultura puntana que los cobijó, pisoteando los ideales y tradiciones por los que llegaron. Pampeano, cordobés, rosarino, bonaerense o porteño, lo que sea pero con un denominador común que no tiene fronteras: desagradecido, aprovechador, tramposo.

Se que no pretendes tomar partidismo como tampoco desunir. También se que la nota no refleja, desde mi punto de vista, lo que sucedió. Lo bueno es poder disentir construyendo a la vez.

Fijate que en Juana Koslay hay koslayenses y chorrilleros, pero son bien puntanos. La canción de la calle más humilde de la tierra mercedina es prácticamente un himno que distingue a los puntanos en toda la Argentina. Hay muchos hombres y mujeres de la historia y la cultura de San Luis que pueden contarte más y mejor, porque son la fuente de todo esto.

Yo te puedo decir que amo San Luis.

Disfruto cada día la Ciudad de La Punta.

Agradezco a esta Provincia, a este modelo, las oportunidades que he tenido y con todo respeto y cariño por los nativos puntanos, me siento puntano, soy puntano y voy por Adolfo 2017.

Un abrazo

Pablo Pascual Politi

De la Redacción

# Pablo Pascual Politi, es militante del PJ, desempeñó varios cargos en el gobierno provincial, fue funcionario de la Municipalidad de La Punta en la gestión de Darío Rosas Curi, fue precandidato a intendente en La Punta en el año 2015. Actualmente es funcionario en la Municipalidad de Potrero de los Funes.

NOTA RELACIONADA:

AUDIO DE ADOLFO RODRÍGUEZ SAA

 
 
 
 

Traductor/Translate