Hay vecinos que viven hasta a dos kilómetros de la parada de colectivos más cercana. Caso contrario el ejecutivo local pondría van, para acercar a los vecinos hasta la parada, hasta que transporte de la provincia y las empresas prestatarias se decidan a brindarle un servicio a aquellos que viven relegados del transporte interurbano.

Hoy día los reclamos se multiplican mientras los nuevos habitantes de la ciudad deben salir de su vivienda hasta dos horas antes, para lograr, “enganchar” un colectivo que los lleve hasta sus trabajos en San Luis Capital.

El Intendente de la ciudad de La Punta, Martín Olivero, solicitó tanto al Ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte del Gobierno Provincial, Eduardo Mones Ruiz, como a Raúl Sosa, gerente de las empresas Sol Bus y Line, prestadoras del servicio de transporte interurbano en la ciudad, el ingreso de los colectivos al barrio 600 Viviendas, entregadas el pasado mes de abril. La urgencia del reclamo se debe a que los vecinos del barrio viven a más de 2 kilómetros de distancia de la parada de colectivo más cercana y deben trasladarse a pie hasta la misma a pesar de las inclemencias climáticas propias de esta época del año.

 
 

Traductor/Translate