El municipio de la ciudad se comunicó con el Programa Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, informando sobre la aparición de una víbora cascabel (crotalus durissus terrificus). El animal fue recibido por personal de la cartera y, posteriormente, enviado al Centro de Conservación de Vida Silvestre, en La Florida. Luego de que profesionales descartaran cualquier tipo de lesión o patología -previo examen sanitario- el ejemplar fue liberado en un Área Protegida Provincial.cascabeldentro

El pasado 31 de marzo, personal del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción recibió un llamado de la Municipalidad de La Punta, que comunicaba la aparición de un ofidio cascabel en dicha ciudad. Una vez hecha la notificación, personal de la cartera medioambiental recibió el ejemplar y lo derivó al Centro de Conservación de Vida Silvestre.

Allí, un grupo de profesionales le realizó al animal un examen sanitario para descartar cualquier tipo de lesión o patología. Posteriormente, la cascabel fue trasladada y liberada en una Área Protegida Provincial, al resguardo de los guardaparques.

Sobre la especie

La víbora de cascabel (crotalus durissus terrificus) se distribuye por el centro y norte de la provincia, en ambientes secos, de pastizal o monte. Su tamaño oscila entre 1,20 y 1,80 metros de largo. Puede ser de color castaño, ocre o grisáceo; con diseños romboidales blanco-amarillentos, de borde interno negro. El extremo de la cola es más oscuro y presenta un “crotalo” o “cascabel” amarillento blanquecino.

Es carnívora. Se alimenta de pequeños mamíferos como ratones y cuises; a veces también de pequeñas aves. Caza a sus presas inyectándoles un veneno que las paraliza. En época de frío es más activa durante el día y en estaciones cálidas se la ve más activa en el crepúsculo y la noche. Se oculta en huecos y cuevas abandonadas. Cuando se siente amenazada, hace sonar el cascabel como señal de advertencia.

Desde el Programa Biodiversidad aclararon que es importante para la salud pública la conservación de las serpientes en general, ya que son valiosos controladores de las poblaciones de roedores, los cuales son reservorio de una gran cantidad de enfermedades que afectan directamente al hombre y pueden causar hasta su muerte, como la leptospirosis, hantavirus, fiebre hemorrágica, entre otras.

Contacto: Cabe recordar que para informar la aparición de un animal silvestre, deben comunicarse con el Programa Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción al (0266) 4452000 interno 3372.

 
 

Traductor/Translate