sanluisaguaEl Secretario de Servicios Públicos, Ramón Zarrabeitia informó que SerBa participó de la reunión con San Luis Agua y los responsables del manejo del agua potable de los municipios de La Punta y Juana Koslay, para consensuar la reparación de una pérdida de agua en la salida del acueducto que sale desde el Dique Antonio Esteban Agüero. “A la salida del dique existe una reparación provisoria de un caño que tiene una pérdida importante. El arreglo, junto con otras obras, se licitó en su oportunidad y no se hizo porque nosotros solicitamos una prórroga al gobierno debido al aumento de consumo en el verano y esa reparación podía causarnos problemas de abastecimiento”, explicó Zarrabeitia.

“En la reunión se trató la necesidad de realizar la obra, porque la reparación precaria puede colapsar en algún momento. César Cabrera, Director de SerBa, junto a los representantes de los otros dos municipios propusieron que ese trabajo se realice en el mes de julio, cuando el frío reduce el consumo de agua potable de forma sustancial”.

“Es importante destacar el acuerdo que hubo entre las partes. La fecha concreta no está definida aún y cuando nos acerquemos más a la época de frío, se va a ver el pronóstico y con diez días de anticipación se va a empezar con las comunicaciones de prensa en los distintos medios para que ese día la gente no derroche el agua”.

“A pesar de que ese día se cortará el suministro de agua que viene por el Acueducto Río Grande, se dejará habilitado para abastecer la planta potabilizadora el acueducto que viene desde el Dique La Florida. Si bien no es suficiente, en un día de invierno con las cisternas llenas y con la conciencia de la población de que ese día debe reducir el consumo a lo mínimo indispensable no va a haber dificultades para la comunidad. La estimación del plazo para cambiar el conducto, porque se va a cambiar un caño completo, es de 20 horas. Es un trabajo minucioso que estará cronometrado hora por hora”.

“Tres quintas partes del agua que se potabiliza en la ciudad de San Luis provienen del Acueducto de Río Grande, y las otras dos quintas partes vienen de La Florida. Es decir que el día de la reparación la disminución del caudal será mayor al 50 por ciento del consumo de verano. Pero en invierno se sigue manteniendo todo el caudal que puede aportar el Dique La Florida y va bajando el caudal que aporta Río Grande. Por lo tanto la sensación relativa o el efecto relativo de la mayor capacidad de caudal disminuyen”.

“Los costos de esta reparación corren por cuenta de San Luis Agua, y ellos lo presupuestaron como un ítem dentro de una obra más grande que es la reparación de todo el sistema de descarga del Dique Esteban Agüero”.

“Recomendamos que el día en que se va a hacer la reparación los vecinos se abstengan de realizar consumos no domésticos, es decir que eviten el lavado de autos o a limpiar piletas. El agua que suministra La Florida más lo que tenemos de reserva tiene que ser suficiente para cubrir el consumo doméstico de ese día”, concluyó Zarrabeitia.

 
 

Traductor/Translate